6 de septiembre (6/9)Día mundial del sexo oral: riesgos y claves para disfrutar de esta práctica con seguridad

6 de septiembre (6/9)Día mundial del sexo oral: riesgos y claves para disfrutar de esta práctica con seguridad

Es posible contraer infecciones a través del sexo oral que normalmente no se consideran de transmisión sexual, especialmente ciertas enfermedades gastrointestinales

De manera no oficial (aunque sí recogida por importantes entidades como la organización estadounidense sin ánimo de lucro Planned Parenthood) el sexto día del noveno mes (o lo que es lo mismo, el 6 de septiembre) se celebra el día mundial del sexo oral.

A día de hoy existe consenso en que la sexualidad es una dimensión fundamental de la salud humana, y prácticas como el sexo oral resultan placenteras y beneficiosas siempre que se cumplan algunas precauciones básicas. No obstante, como prácticamente cualquier otra forma de contacto sexual conlleva algunos riesgos que es importante tener en cuenta para poder disfrutar al máximo de ella sin preocupaciones.

Enfermedades que se transmiten por el sexo oral

Es frecuente que muchas personas subestimen la probabilidad de contraer infecciones de transmisión sexual (ITS) a través del sexo oral, especialmente frente al coito con penetración. Esto es un error, ya que tal y como recuerdan los Centros para el Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) se trata de una posibilidad muy real.

Se debe tener presente que existe riesgo de contagio tanto para la persona que practica sexo oral como para la que la recibe, y que es posible desarrollar infecciones en varias zonas del cuerpo (por ejemplo, en la boca/garganta y en los genitales o en el ano). Por otra parte, es incluso posible contraer y propagar ciertas enfermedades que normalmente no se consideran de transmisión sexual (especialmente infecciones gastrointestinales como giardiasis, E. coli Shigella) cuando el sexo oral involucra contacto anal (anilingus). Finalmente, es importante recalcar que el riesgo de transmisión de infecciones existe incluso aunque todas las personas involucradas sean completamente asintomáticas.

Así, el mismo organismo expone que se pueden transmitir y contraer a través del sexo oral las infecciones en los genitales, el tracto bucal o el recto por Chlamudia trachomatis (clamidia), Neisseria gonorrhoeae (gonorrea), VPH (virus del papiloma humano) o VIH (virus de la inmunodeficiencia humana; hay que aclarar en este caso que el riesgo de transmisión es mucho menor que cuando existe penetración sin protección). Un caso aparte es el de la infección por T. vaginalis (tricomoniasis), ya que sólo se han detectado unos pocos casos de transmisión desde los genitales hacia la garganta y ninguno en otra dirección.

Cómo prevenir las ITS en el sexo oral

Afortunadamente, es sencillo prevenir casi completamente estos riesgos. La principal recomendación consiste en el uso de métodos anticonceptivos de barrera, tales como el condón masculino o el dique dental. Incluso, apuntan los CDC, es posible recortar un condón masculino en forma de cuadrado y colocarlo sobre el ano para poder practicar sexo oral en esta zona del cuerpo.

Por otra parte, y teniendo en cuenta que muchas personas que están infectadas de infecciones de transmisión sexual no saben que lo están, algunas precauciones adicionales incluyen restringir en lo posible el número de parejas sexuales a personas conocidas y que los implicados se practiquen pruebas de detección de ITS de manera regular. Aún así, hay que subrayar que el sistema más seguro es en todo caso el uso de métodos de barrera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
%d